Aportes

La Industria 4.0: ¿tendencia o realidad?

This post has already been read 297 times!

El uso de las tecnologías de la comunicación y el avance de la conectividad se ve reflejado en Argentina y en el mundo en todas las actividades del día a día y en las relaciones entre el Estado, las instituciones y las empresas y de estas con la sociedad en su conjunto, generando cambios en la forma de hacer negocios inmersos en una economía sin fronteras, donde la innovación y las tecnologías de la
Industria 4.0, juegan un papel fundamental para generar nuevas oportunidades de desarrollo y crecimiento de los sectores tanto de bienes como de servicios impactando transversalmente en todo el territorio sobre distintas áreas estratégicas.

Dentro de este contexto, surge un nuevo paradigma llamado 4ta revolución Industrial o Industria 4.0, denominaciones que muchos ya deben haber escuchado o leído en algún lado, pero que nos hace preguntarnos ¿qué significado tiene en realidad esta nueva revolución?
En primer lugar se debe destacar que es una iniciativa estratégica que nació en Alemania, en la feria de Hannover en el año 2011 y que fue presentada en abril de 2013 en un documento publicado por ACATECH, por lo que hace varios años que viene siendo mencionada en todo el mundo.

Esta Industria 4.0 se caracteriza por la fusión de tecnologías avanzadas disruptivas para todas las industrias y para los distintos sectores de todas las economías impulsadas por Internet de las Cosas en la Industria (IIoT) y los Sistemas Ciberfísicos (CPS), que son sistemas inteligentes y autónomos que utilizando algoritmos basados en computadoras pueden monitorear y controlar las máquinas, los robots
y los vehículos, entre otros.

El objetivo principal de la I 4.0 se centra en crear fábricas inteligentes, incorporando nuevos conceptos como lo son la fabricación inteligente en sí, el trabajo inteligente, la cadena de suministro inteligente y los productos o servicios inteligentes, que en conjunto con las tecnologías base que proveen conectividad e inteligencia como 5G, sensores, etc., vienen revolucionando la forma de hacer, de comunicarse, de vender y hasta de relacionarse e interconectarse entre las personas, entre éstas y las máquinas y entre estas últimas, generando realmente una revolución que involucra a todos los actores de la economía.

Dentro de este contexto han surgido nuevos vocablos, los que por estos días se escuchan constantemente en distintos medios de comunicación y redes sociales y que conforman los nueve pilares de la Industria 4.0 como lo son Big Data y Analítica de datos sumada a Inteligencia Artificial, la Computación en la Nube, Realidad Virtual, Realidad Aumentada como lo es la nueva tendencia del Metaverso, la integración tanto vertical como horizontal de las industrias, empresas o instituciones, Internet de las Cosas (Iot) que afecta a distintos dispositivos de uso también en la vida cotidiana, la Fabricación aditiva e Impresión 3D, la Ciberseguridad tan en auge en estos días, los Robots sobre todo los autónomos y la Simulación sumada a los gemelos digitales que son capaces de duplicar estructuras reales o físicas para poder simular distintas situaciones que pueden ocurrir como por ejemplo en el caso de los aviones.

Todas estas tecnologías sumadas al boom de la transformación digital, son potenciadoras de productividad, reducen el tiempo automatizando tareas, permiten desarrollar resiliencia y tener rápida adaptabilidad a los cambios que se producen en el contexto, crean nuevos modelos de negocios aprovechando las nuevas oportunidades, así como impulsan la aplicación de políticas sostenibles con más facilidad y de cuidado del medio ambiente como la utilización de nuevos materiales ecológicos y el ahorro energético.

Todas estas nuevas tecnologías, metodologías y transformaciones parecen muchas veces estar alejadas del alcance de muchas Mipymes, Instituciones o el Estado mismo en sus distintos niveles, pero en realidad no son tan difíciles de alcanzar para poder insertarse dentro de este nuevo modelo de transformación, y en algunos casos con poco presupuesto o con una planeación incremental a lo largo del tiempo son posibles de lograr.

Para poder insertarse en esta nueva realidad es sumamente importante el análisis de cada caso particular y el asesoramiento acorde a cada necesidad/solución/presupuesto, para que dentro de cada situación particular los distintos actores puedan encontrar la manera de no quedarse afuera de estas nuevas tendencias que mejoran la eficiencia y la productividad, ya que vinieron para quedarse.

Todas estas tecnologías sumadas al boom de la transformación digital, son potenciadoras de productividad, reducen el tiempo automatizando tareas, permiten desarrollar resiliencia y tener rápida adaptabilidad a los cambios que se producen en el contexto, crean nuevos modelos de negocios aprovechando las nuevas oportunidades

Mg Mariana A Díaz- M A D I X 4.0
Magister en Administración de empresas (MBA-UNL)
Esp. en Comercialización Internacional (UNL)
Diplomada en Transformación Digital productiva y Tecnologías de la Industria 4.0 (UTN BS AS-UIA

Imagen www.freepik.com